Madres (y padres) peludos primerizos

PADRES PELUDOS PRIMERIZOS-03

Nosotros aún recordamos con mucha ternura el primer cachorrito que tuvimos. Fue en la década de los 80s y era un pastor alemán al que llamamos Choper y, luego llegó un cocker spaniel color caramelo, al que llamamos Toffee. Luego siguieron otros más y una serie de hechos que siempre nos llevaron a tener contacto con los animales. Los gatos no eran tan comunes todavía y si alguien los tenía, era atípico y los propietarios no les dedicaban tantos cuidados como con los perros. Además, no existían tantos centros veterinarios, especialistas ni mucho menos etólogos. Ni que decir que los juguetes para mascotas y menos aún el acceso a internet que tenemos ahora, por lo tanto podríamos decir que éramos unos empíricos en la difícil tarea de ser papás.

Afortunadamente esto ha cambiado y cada vez son más los recursos de los que disponemos para brindarles todas las comodidades para velar por su bienestar físico y emocional y es precisamente, por esto que quisimos hacer este artículo, para darte alguna pautas de los principales contemplaciones que debes considerara cuando decides tener a tu primera mascota por primera vez.

Lo planteamos de una manera muy educativa y divertida. En 9 pasos te vamos explicar como llegar a ser el padre ideal y así, “graduarte” con los mejores honores por tus cuidados, prevenciones y aprendizaje.

Para esto hemos invitado a la Dra. Sara Hurtado Franco, Médico Veterinario egresada de la Universidad de la Salle (Bogotá), con una especialización en Clínica Médica de pequeños animales de la Universidad de Buenos Aires (Argentina) y Directora de Vet en Casa, para que nos de sus recomendaciones, paso a paso.

PADRES PELUDOS PRIMERIZOS

Paso 1. Elección

Escoger una mascota no es fácil cuando nunca se ha tenido una, es una decisión que se debe pensar con calma analizando y preguntando por experiencias de personas cerca tuyo, para que según tu estilo de vida puedas encontrar la mascota ideal. La decisión no debe ser tomada de apuro, solo por que viste cachorros en un centro comercial, o por que viste en internet que se regala un gatito. Debes pensar en cada mascota, perro o gato, como una especie diferente que son, cada una con sus respectivas cualidades y defectos.

Nunca debemos comparar que mascota es mejor, pues como he dicho, cada una pertenece a una especie diferente y es por ello su comportamiento tan distinto. Lo que debemos pensar es en nuestra personalidad, gustos y estilo de vida y ver a que especie se asemeja más, pues de este modo la experiencia de tener una mascota va a ser más adecuada. Puede que en un futuro tengas ambas y eso está genial, pero si es primera vez será mejor que sea solo una hasta que la aprendas a conocer del todo.

Por lo general los perros sin importar la raza requieren de mayor atención, tiempo y afecto. En la naturaleza, los perros andaban en manadas estando casi siempre acompañados unos de otros, es por esto que no deben quedarse solos mucho tiempo, si eres una persona muy trabajadora y estás casi 12 horas por fuera de casa, será el factor más importante a considerar, pues la falta de atención genera en los perros graves cambios de comportamiento que luego serán muy difíciles de controlar.

Como regla debes sacarlo 3 veces al día para que hagan sus necesidades afuera, y una de estas salidas debe ser de un tiempo más largo para que tu perro corra, salte, juegue y así libere toda la energía necesaria, sin embargo, esto va a depender de la raza, pues hay razas muy activas y otras más pasivas.  Además de sacarlos, los perros necesitan tener varios juguetes en casa, sobretodo cuando empiezan a mudar sus dientes para que así no agarren artículos que no les pertenece.

En cuanto a los gatos, como bien se dice son más independientes, y esto es debido a que en la naturaleza, los gatos son solitarios, cazan y andan solos o en grupos muy pequeños respetando mucho el territorio de cada uno. Los gatos a diferencia de los perros, no los debes de sacar a hacer sus necesidades pues es solo que tengan un arenero con arena limpia y como por arte de magia sabrán que este es su sanitario, tu misión será recoger todos los días las heces y las bolitas de orina aglomerada para que así el arenero siempre esté limpio y no coja mal olor.

Los gatos también necesitan liberar su energía todos los días, pero no corriendo en el parque; hay muchos juegos como la pluma, el ratoncito, la cuerda donde podrás jugar con él, él se divertirá y ejercitará y al mismo tiempo es cuando más se estrechará el vínculo entre los dos. Además de juguetes deben tener donde afilar sus uñas, es un acto muy importante en su rutina diaria y si no tienen donde hacerlo lo harán en zonas verticales que no deban como muebles o cortinas.

Tanto los perros como los gatos te darán la compañía que estás buscando, cada especie de una manera diferente pues los perros buscarán en todo momento tu cariño y atención, mientras los gatos serán más selectivos del momento en que quieren ser tocados y mimados. Este es otro factor muy importante, pues no debes esperar que un gato actúe como un perro o viceversa. Si eres una persona que le gusta mandar y que te obedezcan, muy probable el gato no será tu mascota ideal, pues la mayoría de las veces los gatos harán como si nada cuando son “regañados”, para los gatos, sus dueños son compañeros de su marcado territorio; por otro lado, para los perros, sus dueños son su modelo a seguir y si serán, en la mayoría de los casos, obedientes a todo lo que se les enseñe.

Paso 2. Entorno

Si ya te decidiste por tu mascota ideal, es hora de que tengas todo preparado para que la llegada a su nueva casa sea lo menos estresante posible, pues el proceso de dejar a su madre y hermanos no es fácil, así que con al menos una semana antes debe estar todo listo para la llegada.

Si la mascota va a ser un perrito, debes asegurarte que tenga una cama (el tamaño va a depender según la raza o tamaño), una cobijita, comedero y bebedero, juguetes como pelotas, cuerdas, muñecos, que dependerán de su raza por el tamaño. Si la mascota es un gatito, debes tener un arenero, arena y pala recogedora, un rascador, puedes tener una cama pero la mayoría de los gatos van a preferir escoger donde dormir, comedero, bebedero y juguetes de gato como ratones, plumas, laser, y pelotitas.

Como elementos adicionales a los ya mencionados puedes tenerle a tu nueva mascota una correa donde podrás ponerle su plaquita, cepillo de dientes de bebé y cepillo para el pelo (varia según especie y raza), y tapetes acostumbradores para cachorros.

Paso 3. Control médico

Independiente de donde adoptaste tu mascota, es necesario que un médico veterinario le haga un chequeo general. Se debe controlar el estado de la piel y pelo, buscar que no tenga ectoparásitos (pulgas y garrapatas), revisar cavidad bucal descartando enfermedades congénitas, además que si no sabemos su fecha exacta de nacimiento, nuestro médico veterinario podrá ver en los dientes de la mascota una edad aproximada y poder escoger una fecha especial para su cumpleaños.

En esta primera consulta también se debe hacer un control del peso, y evaluar que no este bajo ni en sobrepeso. De este mismo modo el médico veterinario te recomendará que concentrado administrar y según su peso, cuanta ración diaria darle. Se debe auscultar el corazón en búsqueda de que no haya ninguna anormalidad cardiaca, al igual que ruidos respiratorios.

Como complemento a la consulta general y según el estado de cada animal, el médico veterinario determinará si es necesario otros métodos diagnósticos para certificar la mascota como completamente sana. Un hemograma y un coprológico son las pruebas de rutina que toda mascota adoptada debería tener.

CONTROLES MEDICOS-01

Según la edad determinada por el médico veterinario, en esta primera consulta también se podría dar la primera desparasitación, tanto los perros como los gatos son vulnerables a muchos parásitos que si no se controlan podrían llegar a ser fatales. En los cachorros y gatitos la desparasitación debe comenzar a los 30 días de nacidos y repetirla cada mes hasta los 6 meses de edad y apartir de ese momento se repetirá cada 3 o 4 meses. Las vacunas comienzan a los 45 días de nacidos, ya deben estar desparasitados y no deben tener ningún signo patológico al momento del examen clínico, pues si muestra algún signo no se podrá vacunar hasta que se encuentre sano y este listo para recibir una vacuna.

Paso 4. Acompañamiento

Tanto los cachorros como los gatitos son como bebes humanos, su etapa de socialización recién comienza y explorar el mundo es algo que apenas comienzan a hacer, por lo tanto es de vital importancia que los primeros días estemos pendientes de su comportamiento, que coman, beban agua, hagan correctamente sus deposiciones, abrigarlos del frío y no dejarlos solos por mucho tiempo. Debemos de una vez enseñarles donde va a ser su cama, su zona de juego y su zona de hacer sus necesidades, para que prontamente lo tomen como una rutina, pues lo que aprendan en esta etapa de socialización va a ser vital para su comportamiento como adultos.

Paso 5. Adaptación

Muchas madres y padres primerizos de mascotas ya han tenido un bebe humano, y para ellos sería mas fácil explicar que un cachorro o un gatito son bebés, y al igual que los bebés humanos necesitan de un tiempo prudente para aceptar el cambio de mamá biológica a mamá humana, de la nueva casa, de estar lejos de sus hermanos, una nueva comida, todos estos cambios que probablemente para nosotros no son importantes para ellos lo son y esto lo debemos tomar con paciencia, pues las personas que no las han tenido son las primeras que han abandonado miles de cachorros por no preferir entenderlos.

Debemos ser pacientes con el aprendizaje, más que todo en cachorritos en cuanto el tiempo que necesitan para aprender donde hacer sus necesidades, en un principio cuando su plan vacunal no esta al día. Deben aprender en una zona específica con ayuda de los tapetes acostumbradores o periódico ya sea en la terraza o en un baño y cuando ya estén listos para salir, sacarlos recién coman y beban para generar un buen habito de salir a hacer sus necesidades después de comer.

Paso 6. Socialización

Ya han pasado algunos días en casa y tu mascota ya se siente como parte de la familia, es hora de que conozca otras personas y animales aparte de los del hogar. Si familiares vienen de visita a conocerlo debes asegurarte de que sean precavidos con la higiene personal, de no realizar movimientos bruscos ni ruidos fuertes que los puedan asustar y generar una relación de que tengan miedo cada vez que alguien nuevo entre a la casa. En cuanto otras mascotas, lo recomendable es que sean mascotas sanas, vacunadas y lo más importante que sean mascotas equilibradas, pues no queremos uno que se sienta más dominante que otro y que esto también genere temor al estar con otros de su misma especie y ya en un futuro pueda convivir y jugar sin agresividad con otras mascotas.

Paso 7. Conocimiento

Tu mascota va a aprender rápidamente quien es su nueva mamá y en un y cerrar de ojos los dos van a estar enamorados uno del otro. Tu mascota aprenderá rápidamente tus hábitos y se adaptará a ellos. Sin embargo, tu debes de seguir con tu vida cotidiana pero implementando cambios pues debes sacar tiempo diario para dar la comida, limpiar sus necesidades y lo más importante jugar para estrechar diariamente el vínculo entre los dos, rápidamente empezarás a conocer el comportamiento de tu mascota, cuando tiene hambre, frío, cuando quiera jugar o dormir, cuando quiera hacer sus necesidades, y sobretodo aprender a conocer cuando se siente mal o cuando lo sientas diferente para llevarlo al médico veterinario y descartar cualquier enfermedad.

Paso 8. Educación

En el ambiente natural, la mamá perra y mamá gata les enseñan muchas cosas, entre ellos los límites, esto quiere decir que los cachorros deben aprender a diferenciar el juego a la agresividad, por ejemplo, si los cachorros están jugando con su madre y de repente uno de ellos la muerde más duro de lo que debía, ella lo va a castigar con una mordida y ladrido fuerte, se parará rápidamente del lugar para que el cachorro aprenda que cuando se juega las mordidas no deben ser fuertes o si no el juego termina. Si extrapolamos esto con nuestras mascotas, quiere decir que si estamos jugando con ellas y de repente se tornan “agresivas” en el sentido que tú como humano ya estas sintiendo dolor, debes hablarle con tono fuerte, pararle de jugar y retirarte del lugar, así el cachorro relacionará que si te muerden duro, no jugarás más con ellos. Estos límites funcionan casi para todo, pero debemos ser conscientes que su época de socialización es tan corta que no debemos malcriarlos o aceptar estos comportamientos que se puedan tornar agresivos para que en un futuro no se generen problemas de comportamiento, pues ya pasado la etapa de socialización (perros 3 meses y gato 9 semanas), aprender a diferenciar estas cosas les costará más trabajo.

Paso 9. Complementación

Las mascotas fueron domesticadas para brindarle compañía al hombre, dejaron su vida silvestre para estar con nosotros sin pedir nada a cambio, desde ese momento nos tornamos como sus responsables en cuanto a su comida, salud, bienestar y confort. Si decides tener una mascota debes comprometerte por toda la vida a brindarle lo que necesite, las mascotas no son peluches ni juguetes que se pueden cambiar o regalar si algo no te gustó o incomodó.

Al momento de adquirir una mascota debes ser consciente de este compromiso y si sientes que aún no tienes esta gran responsabilidad es mejor que lo postergues para cuando estés completamente seguro.

Sin embargo, con los años vas a ver que el amor tan profundo e incondicional que las mascotas nos brindan es tan grande que supera cualquier cosa y obstáculo y que sin duda habrás hecho tu labor.

Paso 10. FELICITACIONES!!! Ya tienes la experiencia suficiente como madre o padre peludo ideal. Ojalá puedas transmitirles a otros lo que aprendiste en tu primera experiencia y así lograr que muchos perros y gatos,

Comparte este artículoShare on Facebook

Deja un comentario