La muerte y los animales

PATA

Hace un poco más de un año, nuestro primer gatito murió de insuficiencia renal. Fue un proceso que, debido a su enfermedad, veníamos elaborando desde hacía unos meses y hasta años pero el día que tocó despedirnos de él, honestamente no creímos que sería tan, pero tan difícil.

Después de escuchar la opinión de 3 médicos veterinarios excelentes, decidimos eutanasiarlo. Estuvimos muy tristes desde luego, pero pudimos sobrellevarlo porque teníamos la tranquilidad, de haber hecho lo correcto: darle la mejor calidad de vida posible y dejarlo partir para evitar que sufriera debido a los síntomas de su enfermedad pero sobre todo, porque estábamos convencidos que él seguiría a nuestro lado y en nuestro corazón, por siempre.

Como ya lo hemos manifestado antes, los animales llegan nuestra vida por algún motivo. Durante su existencia nos dejan grandes enseñanzas, pero solo si estamos dispuestos a aprender de ellos. Él nos enseño algo muy importante: el desapego y el amor verdadero, sin ningún interés más que el de verlo vivir feliz. A la mayoría de nosotros, nos han enseñado que la muerte es triste y dolorosa, que después de muertos, seremos juzgados. Algunos sentiremos dolor y otros en cambio irán al cielo. No es nuestra intención poner en duda tales enunciados, lo que pretendemos con este artículo es explicarles por qué para los animales, la muerte no es así.

Fue en ese entonces que conocimos Interespecies, en donde aprendimos que para los animales, la muerte es un proceso natural. Ellos nunca pierden su esencia, siempre saben quienes son y para que vinieron al mundo. Tampoco tienen esos miedos a lo desconocido como algunos de nosotros (he aquí la importancia de no humanizarlos) y en todo caso, el único miedo a la muerte que algunos pueden llegar a sentir, es por nosotros, porque muchas veces no entendemos esto y no estamos listos para dejarlos ir. Visita el blog de Interespecies AQUÍ. A nosotros nos ayudó mucho y esperamos que lo haga con muchas propietarios de animales que han pasado o algún día tendrán que pasar por esta experiencia.

LA MUERTE Y LOS ANIMALES-07

Para tener una opinión más fehaciente y profesional acerca de este tema, hemos invitado a la Dra. Daniela Peñaranda, Médica Veterinaria de la Universidad de la Salle, especialista en Homeopatía, fundadora de Vida de Pelos y experta en el manejo del duelo por la pérdida de una mascota.

1. Empezamos con una de las preguntas más difícil de todas: ¿cómo saber cuando tomar la decisión de despedirnos?

Considero que existen dos maneras de saber cuando llega el momento de tomar una decisión y dejar ir a nuestro compañero de cuatro patas. Una es objetiva, por medio de una escala de calidad de vida (disponible en internet), la cuál consta de una serie de preguntas donde se tiene en cuenta que tanta actividad tiene el animal, si come o no, que tan debilitante es su enfermedad o que tan fuerte es el dolor que puede estar sintiendo, son preguntas sencillas en las que el dueño puede responder con un número del 1 al 5 o del 1 al 10 según la escala. Al final se suman las respuestas y se puede determinar si el animal tiene una calidad de vida buena, regular o mala. Sin embargo, en ocasiones los propietarios responden las preguntas de manera subjetiva o intentando que el resultado de que su mascota sea de una buena calidad de vida, y esta herramienta pierde validez, si por el contrario el dueño es honesto y responde adecuadamente el resultado, puede abrirle los ojos y darse cuenta que hay sufrimiento en su mascota y que es mejor dejarla ir.

La otra es por recomendación de el veterinario, quién es de gran ayuda en esos casos. Nosotros podemos guiar al dueño explicándole la enfermedad, lo que está sintiendo su animal y ser claros cuando ya no hay nada más que hacer. Siempre hay que ponerse en el lugar de ellos, creo que como dueños en el fondo siempre sabemos cuando llega el momento, solo que el dolor nos hace dudar.

2. ¿La eutanasia implica dolor físico?

No, la eutanasia bien hecha, es completamente indolora y rápida. He tenido la experiencia de realizar varias eutanasias en casa, frente a los dueños, creo que es un momento muy lindo donde el humano acompaña a su mascota en sus últimos momentos, lleno de amor, sintiendo que es lo mejor para el. Este procedimiento se realiza colocando un cateter (especie de aguja) en una mano o pierna, se pasa un poco de suero, se aplica un sedante para que el animal esté relajado y luego se inyecta el medicamento con el que se realiza la eutanasia, que es un fármaco muy concentrado y su efecto es parar el corazón y la respiración rápidamente. Siempre les explico a mis clientes que es como una sobredosis de un anestésico.

El animal en ocasiones realiza respiraciones fuertes antes de morir, no es muy común, por lo general se quedan dormidos y no hay una diferencia clara entre cuando está sedado y cuando se da el paro cardio respiratorio. Es muy sutil. Recomiendo siempre acompañar a su mascota en este momento, ellos lo necesitan.

3. ¿Es el mismo dolor por una muerte repentina como un accidente o una enfermedad terminal, a una esperada como una enfermedad crónica o la vejez?

He notado que el dolor de la pérdida es tan fuerte que las personas sufren igual, no estamos preparados para la muerte. A pesar de la partida de nuestra mascota luego de una larga enfermedad las personas aveces quedan con mucha culpa por hacer o no hacer algo y el duelo lo desarrollan en ocasiones con la misma intensidad que las personas que pierden a su mascota repentinamente.

4. En algunos casos ¿es normal sentir remordimiento o culpa?

La culpa es algo que nos atormenta y creo que es lo primero que nos afecta posterior a la muerte. No debemos dejar que esto suceda, hay que pensar que las cosas pasaron como debían ser y que actuamos con amor, creyendo que era lo mejor para ellos. La culpa es uno de los principales sentimientos que nos atrapa y atasca en el duelo haciendo que no logremos superarlo. Es común sentir que la culpa la tiene el veterinario, creo que buscar culpables es algo muy humano y natural pero no debemos dejar que esto nos domine, tenga la culpa o no el resultado es el mismo, nuestra mascota ya no está y ahora debemos aprender a vivir con eso y con el vacío que ellos dejan.

5. ¿Es bueno hablarles y explicarles lo que está sucediendo a nuestras mascotas?

Si, cualquier acto de amor hacia ellos está bien, despedirnos con palabras, una carta o siemplemente estar a su lado, son demostraciones de cariño invaluables, así que siempre hagan todo lo que les nazca. Aunque es fácil decirlo, recomiendo que durante la eutanasia estén lo mas tranquilos posible para transmitirle eso al animal, en caso de las personas que deciden la muerte natural y esperar a que su mascota muera en casa deben hablarles, despedirse, soltar, siempre con tranquilidad.

6. ¿Cuánto dura un duelo?

Cada duelo es único e irrepetible, personas que han perdido varias mascotas a lo largo de su vida dicen que siempre hay un animal que marca su vida, sin embargo sufren por cada uno de distintas formas. Por lo general dura 2 o 3 meses (el primer mes es el mas difícil), pero he tenido clientes que han durado 2 años en duelo por sus mascotas. Es importante buscar ayuda, el duelo es un proceso natural pero si sentimos que se nos sale de las manos o que no hay nadie que nos entienda y consuele es importante buscar un psicólogo o grupo de apoyo.

LA MUERTE Y LOS ANIMALES-04

7. ¿Qué ocurre cuando hay otra mascota en el hogar que siente la ausencia del que se fue?

Este comportamiento es normal. Por lo general, el duelo en las mascotas dura alrededor de dos semanas y los síntomas son básicamente: decaimiento, disminución o ausencia del apetito y algunas conductas extrañas como maullar o ladrar más de lo usual. Durante los primeros días e incluso semanas, lo ideal sería incluir rutinas y actividades nuevas en la vida del animal. Salir más la parque, caminar, ir a sitios nuevos en el caso de los perros y en los gatos podría ser comprarles juguetes, indulgencias y dedicarles algo más de tiempo al juego. Algo que ser recomienda en ambos casos es rociar esencias florares (Rescate y Duelo) o administrarse vía oral.

Si esta conducta persiste o empeora por más tiempo, hay que acudir al médico veterinario. Es riesgoso que un animal deje de comer porque podría desencadenar una enfermedad clínica y empeorar la situación.

8. ¿Qué medidas puedo tomar para aliviar el dolor y la tristeza?

No alejarse de las personas e intentar seguir con las rutinas diarias. Tener espacios para llorar y desahogarse. Escribir una carta a nuestra mascota dandole gracias. Asistir a un grupo de apoyo y usar terapias alternativas como: esencias florales, reiki o aromaterapia, entre otros. Recordar los mejores momentos, ver fotos, videos y hablar sobre el tema con personas cercanas, son algunas de las recomendaciones que damos a nuestros clientes y amigos.

9. ¿Cuanto tiempo debo esperar para volver a tener otra mascota sin sentir que “lo reemplazo”?

Es una decision personal, algunas personas tienen mascota luego de algunos meses y otras deciden no volver a tener por miedo a sufrir, sin embargo si realizamos bien el proceso de duelo y entendemos que es parte de la vida y que no vale la pena privarnos de la experiencia de tener una mascota a nuestro lado, seguro la volveremos a tener. Nunca se debe forzar, algunos familiares o amigos en ocasiones le regalan o llevan de sorpresa una nueva mascota a la persona que está en duelo por su mascota anterior y es un gran error, por lo general esa persona no tiene la disposición para tener un nuevo compañero porque no se siente preparada. Es cuestión de tiempo.

Sabremos que el duelo está superado cuando podamos pensar, hablar y recordar a nuestro peludo sin dolor, sin lágrimas, solo felicidad por haber tenido la dicha de vivir un amor incondicional como solo lo saben dar los animales.

Por experiencia propia, somos conscientes que es un tema demasiado triste y difícil pero recuerda que ellos jamás se van, siempre se quedan con nosotros, aquí adentro porque el amor esta en el aire. Lo respiramos, lo sentimos y sólo a veces, lo tocamos.

el amor esta en el aire

Comparte este artículoShare on Facebook

Deja un comentario