3 de los virus más frecuentes de nuestros felinos

Hace tiempo teníamos pendiente este artículo sobre 3 de los virus más comunes en nuestros gatos que, ya sea por características propias de la enfermedad o por desconocimiento de los propietarios, afectan la calidad de vida de nuestros pequeños felinos.

Se trata de:

- VIF, que desencadena el Sida Felino

- VLeF, llamado también Leucemia Felina

- PIF, o Peritonitis Infecciosa Felina

En nuestra opinión (como propietarios), se especula mucho acerca de estas enfermedades y basándonos en nuestra experiencia nos atrevemos a asegurar que, con el tratamiento médico adecuado, no son tan fatales como sus nombres lo dicen. Para tener la opinión de un profesional hemos invitado a la Dra. Natalia Pérez Restrepo, Médico Veterinaria y Zootecnista, Magíster en Medicina Veterinaria de Pequeñas Especies Animales, de la Universidad CES, que nos aclarará algunas dudas. De igual manera te recomendamos visitar a un Médico Veterinario si tienes más dudas acerca de estas y otras enfermedades virales de tu gato.

1. Estas enfermedades ¿se transmiten a humanos?

Ni el Virus de la Inmunodeficiencia Felina (VIF), ni el Virus de la Leucemia Felina (VLeF), ni el de la Peritonitis Infecciosa Felina (PIF), atacan a los humanos, solo pueden infectar y producir la enfermedad en los gatos, esto se debe a las restricciones inmunológicas a nivel celular que tiene el hospedero, en este caso, nuestro gato.

2. Estas enfermedades ¿se transmiten a otros gatos?

Si, todas se transmiten por contacto directo entre gatos, por medio de secreciones corporales como: saliva y sangre, para el caso del VIF y VLeF, y en menor proporción por leche, orina y heces. Mientras que, para el PIF el contagio se da esencialmente por inhalación e ingestión del virus, siendo las heces la principal fuente de transmisión. También pueden contagiarse los cachorros durante la gestación, donde la madre trasmite los virus por medio de la placenta, por la cual se comunican y comparten fluidos, nutrientes y desechos.

3. ¿Tienen cura? ¿Cuál es el tratamiento más recomendado?

No tienen cura, lo ideal es prevenir el contagio de estas enfermedades, pero el tratamiento dependerá del cuadro clínico que presente cada paciente. Actualmente, solo contamos con algunos inmunomoduladores que ayudarán a fortalecer el sistema inmune de nuestros gatos, buscando que puedan defenderse de estos virus. Finalmente, el tratamiento es de soporte, es decir, se corregirán cada uno de los signos clínicos y desequilibrios que presente el gato.

4. ¿Cuál es la esperanza de vida de un gato con estas enfermedades?

La expectativa de vida de los gatos positivos a estas enfermedades se estima que disminuye del 20-40%, siendo más mortales en pacientes jóvenes y viejos, en los cuales su sistema inmune es más débil. Definitivamente, la longevidad de un gato dependerá del estado de su sistema inmune, calidad y estilo de vida, y cuidados que su propietario le ofrezca.

5. ¿Qué puedo hacer para prevenir estas enfermedades?

Lo más importante es fortalecer el sistema inmune de tu gato evitando el estrés crónico, suministrándole una adecuada alimentación y visitando el Médico Veterinario con frecuencia. Igualmente, aquellos pacientes con altas probabilidades de contacto con otros gatos, se recomienda vacunar contra VLeF, siempre y cuando sea negativo a la enfermedad; para las otras dos condiciones (VIF y PIF), hasta la fecha no contamos con vacunas efectivas. En la medida de lo posible, lo ideal es controlar o evitar que el gato salga solo, y ser cautelosos a la hora de ingresar un nuevo gato a la familia.

6. ¿Qué ocurre si mi gato tiene las 3 enfermedades?

El pronóstico médico es reservado, ya que estas enfermedades atacan y debilitan sistemas muy importantes como: el sistema inmunológico, digestivo y respiratorio, siendo difícil que el gato lleve una vida normal al tener que combatir estos virus y sobrellevar las consecuencias de sus ataques.

Esta Tabla de comparativos te ayudará a aclarar aún más las dudas que tengas acerca de esta 3 enfermedades. Muchas gracias Dra. Natalia Pérez por habernos ayudado con este artículo.

TABLA COMPARATIVA-01

Comparte este artículoShare on Facebook