24 de abril, Día del Animal de Laboratorio

Dia del Animal de laboratorio 2017-05

Un día en el que no hay nada que celebrar, porque hoy al igual que todos los días, un promedio de 315,000 animales (más de 15 millones al año) morirán torturados, quemados, electrocutados, asfixiados o inyectados en los laboratorios de experimentación animal.

Debido a las políticas de algunas redes sociales, hemos dejado de hablar un poco de este tema ya que en más de una ocasión, nos han advertido que nuestras publicaciones infringen las reglamentaciones y políticas de estas. Pero este mes, lo retomaremos porque en nuestra opinión, es una de las peores formas de maltrato animal, tan terrible y monstruosa que muchas marcas no quieren que nosotros como consumidores, lo sepamos.

No podemos dejar de mencionar la enorme labor y presión que hacen las grandes ONGs como PETA, BUAV o AnimaNaturalis para minimizar esta clase de abusos. A partir de esto han surgido soluciones como: métodos alternativos, mejora en las condiciones de vida de los animales y reglamentaciones basados en la ética sobre el maltrato animal, pero al parecer nada ha sido suficiente. Ya sea para fines médicos, científicos y cosméticos, esta barbarie, continúa. En el caso de las universidades y centro de investigación médicos y/o científicos es muy difícil saber con exactitud que atrocidades se cometen con ellos pero gracias a videos de personal infiltrado, algunas imágenes han podido salir a la luz y convertirse en una prueba fehaciente de que esto sigue ocurriendo.

En el caso de los laboratorios de cosmética y belleza, la experimentación animal se ha logrado controlar un poco más en la última década. Sin embargo, muchos de los grandes grupos inversionistas líderes en esta categoría, siguen haciéndolo sobre todo para exportar a países en donde la reglamentación gubernamental, así lo exija, como China y Argentina, por mencionar algunos. Además en los últimos años, estas han comprado algunas marcas independientes, decepcionando y perdiendo credibilidad frente a los que somos fieles a nuestros valores.

Así, The Body Shop y NYX fueron adquiridas por el Grupo L’Oreal, Burt’s Bees fue comprada por nada más y nada menos que Clorox y, Urban Decay y Smashbox por la francesa Estee Lauder, por mencionar algunos casos. Estas marcas continúan certificadas por las ONGs, ya que no incumplen con los requisitos para estarlo, salvo por el pequeño detalle que las ganancias finalmente, van a dar a la multinacional que las compró y que si está vetada por experimentar en animales.

Entonces, ¿Cuáles son las alternativas? En nuestra opinión, las marcas independientes y las marcas locales no distan de estar a la altura en cuanto a innovación, calidad y precio, de las más reconocidas marcas internacionales. Lo más importante es INVESTIGAR, no “tragar entero” como decimos en Medellín (Colombia). Muchas marcas, por conveniencia, intereses y a veces por desconocimiento de las propias vendedoras, dicen no hacerlo ¡y claro! muchos confían enteramente en lo que ellos dicen.

Otro punto muy importante es el mal uso de los sellos certificadores. Hay muchos sellos de conejos. Para occidente (América, Europa y Oceanía), los 3 sellos más reconocidos y confiables son los de PETA, Leaping Bunny y CCF, respectivamente pero países como Chile, por ejemplo tiene su propia certificación llamada Te Protejo, que al parecer cumplen todas las reglamentaciones necesarias. Brasil es un país que se ha manifestado en muchas ocasiones en contra de estas prácticas, pero no tienen una ONG certificadora hasta donde nosotros conocemos. AnimaNaturalis (España), también publica un Listado de marcas (de México y España) que está alineado a los de las ONGs certificadoras y que a nosotros nos gusta mucho. Por último, está Cruelty-Free Kitty, un blog que promueve la belleza libre de crueldad animal en el cual puedes encontrar mucha información sobre marcas independientes y certificadas.

Print

Por ahora, nuestra manera de aportar a que abusos como estos no se sigan cometiendo, esta centrada únicamente en los productos de belleza y cuidado personal ya que consideramos que es innecesaria… ¿a quién se le ocurre introducirse un frasco de shampoo en los ojos o toda la paleta de sombras?… o peor aún, ¿qué posibilidad hay de tragarse un frasco completo de crema para afeitar?

Son experimentos absurdos vistos con algo de sentido común. Y si, por increíble que nos parezca, la experimentación animal en pleno siglo XXI, es real. Solo basta con escribir en Google: experimentación animal industria cosmética o animales de laboratorio, para ver que no son cuentos. Todo esto ocurre de verdad y, para estos pobres animales que año tras año soportan toda clase de torturas, sus vidas en vez de ser un cuento de hadas, se parecen más bien a una película de terror que no alcanzamos a imaginar y en donde a ninguno, nos gustaría estar.

 

Comparte este artículoShare on Facebook

Deja un comentario